Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 30 de agosto de 2013

VUELVO AL BLOG

Si la Fé nace de un deseo, dará como resultado una fuerza interior bruta sin directriz racional.